Fidel, nuestro eterno Comandante


Por María Carla González Desde los días de la Sierra, el Verde Olivo fue la señal más visible del guerrero sin reposo. Algunas veces por razones protocolares, vistió la guayabera o el clásico traje oscuro, pero enseguida volvía a la ropa de campaña, la de las charreteras con rombo rojinegro entre laureles, santo y seña... Leer más →

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: