Las elecciones en Estados Unidos, Trump y Miguel Saavedra


images

Por J.M. del Río (colaborador de la Santamambisa)

En los días previos a las elecciones presidenciales en Estados Unidos se intensifica la campaña por parte de ambos candidatos para ganar votos a cualquier precio. Ese es el caso de la Florida.

Son notorios los esfuerzos de la extrema derecha cubano americana por ofrecerle al candidato presidencial republicano el voto en el estado de la Florida y por entorpecer la recomposición de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos de Norteamérica, encabezado por los congresistas y senadores de origen cubano y en particular por Marco Rubio, hoy un decidido defensor de Trump.

Como resultado de estos esfuerzos, en estas muy “folklóricas” elecciones norteamericanas solo faltaba ver algo tan caricaturesco y poco serio como que el equipo de Trump ha contratado al mismísimo Miguel Saavedra, cabecilla de la obsoleta Vigilia Mambisa para hacerle propaganda frente al Versalles.

saavedraSaavedra fue aquel individuo que ganó mala fama cuando en pleno Miami le pasó una aplanadora por encima a los discos de Juanes, por el “flagrante delito” de haber actuado en Cuba. Ahora está haciendo campaña en la esquina de Versalles, recibiendo 15 dólares por hora, se dice; al igual que sus contados seguidores.

En esta línea, de apelar a todo, Trump se fue a la sede de la Brigada 2506, o lo que queda de ella, a ofrecer su discurso extremista capta votos.

No faltó en este convite los vividores del DDC, famosos en Miami por apropiarse de los fondos que agencias federales le otorgan para entregar a los llamados “activistas” de la insignificante “disidencia” interna cubana.

La gente está, como se dice popularmente hablando, “partidos de la risa”. Pero el tema es serio y no da risa, que un futuro Presidente de EE.UU. apele a esas payasadas para captar el voto más recalcitrante de ese estado, es muy peligroso para todo ese país.

Donald Trump piensa que cortejando el voto cubano conservador podría sacar ventajas en ese estado. Y el sector extremista de la comunidad cubana, contrarrevolucionarios, asustados como están por el avance de las conversaciones entre Cuba y EE.UU. y el voto de abstención de EE.UU. en la ONU, apelan a cualquier posibilidad para mantener su cómodo status de vivir sin trabajar, a cuenta de los fondos de la Administración norteamericana para acabar con la Revolución. Para Trump mejor, que no es rico, es millonario y el dinero no le duele como al contribuyente.

Son los mismos mercenarios inescrupulosos, encabezados por los congresistas cubano americanos y en particular por Marco Rubio, que compitió contra Bush, y contra Trump, que se dijeron cosas muy feas según la prensa y blogosfera de Miami y ahora se ha aliado al candidato como único sostén a sus aspiraciones extremistas.

Anuncios

Publicado el 11/02/2016 en Estados Unidos y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: